¿Cómo cuidar mis productos exóticos Zankora?

 Sin duda, nuestros productos de pieles exóticas son un lujo, un deleite y una experiencia de otro nivel, por lo que debes asegurarte de cuidarlos de la mejor manera. A continuación, te compartimos algunos consejos para ello:
 

 
Primero que nada, debes recordar y considerar que estamos hablando de productos premium, así que es importante usarlos con moderación y evitar un uso rudo, de lo contrario ocasionarás la aparición de arrugas, marcas y algunos otros desperfectos, así como un deterioro acelerado de tus productos.

 
En cuanto a su cuidado y mantenimiento, algo muy inteligente de tu parte sería almacenarlos en un lugar óptimo. Con esto nos referimos a su caja y cubrepolvo para evitar que la luz y el ambiente alteren sus propiedades y aspecto, así como que el polvo se resguarde entre las escamas, ya que esto puede provocar agrietamiento, decoloración e incluso la descamación del producto. Además, es fundamental almacenarlos en un lugar seco y fresco como el armario de tu habitación.

 

Anteriormente hablamos de la luz, sin embargo, otro enemigo de las pieles exóticas es la humedad. La presencia de agua en exceso ocasionará manchas permanentes y alterará su textura. Por esta razón, ¡no los mojes! Si por desgracia, en algún momento existe demasiada humedad o literalmente se han mojado, elimina este exceso lo antes posible con un paño seco.

Para su limpieza, bastará con este mismo paño limpio y seco, o en su defecto ligeramente húmedo con agua limpia, o bien, una esponja, pero si el producto se encuentra realmente sucio, será necesario utilizar alguna crema limpiadora que ayude no solo a limpiar, sino también a nutrir, suavizar y conservar el aspecto original de la piel.

 
En el caso de las pieles con escamas, como por ejemplo la piel de pitón, podrás notar que estas poseen una dirección, por lo que es crucial que al limpiar tu producto o al solamente tocarlo, lo hagas en el sentido de las escamas y jamás jalarlas o manipularlas, de lo contrario podrían dañarse, desprenderse y perder su característica forma.

 
Por último, pero no de menor relevancia, recuerda que, al ser una piel totalmente genuina, es natural que con el tiempo su pigmentación y acabado se vaya perdiendo. Así que toma en cuenta y sigue a la perfección estos consejos  para que puedas conservar en buena forma tus productos por mucho tiempo.